ayuntamiento-villanueva-de-la-serena
Lunes, 12 Febrero 2018

Este viernes 16, se proyecta el documental "5105. Historia de una fuga de Mauthausen"

Del villanovense Diego González, ya ha recibido un premio

Este viernes 16, se proyecta el documental

El número 5.105 era el que tenía Agustín Santos, uno de los más de 300 extremeños y uno de los más de 7.000 españoles que estuvieron en el campo de concentración de Mauthausen. De ellos, más de 5.000 murieron. Un campo del que se decía que era imposible huir, y el que huía, cuando era capturado moría ante los demás para que aprendieran. Pero este extremeño, de la localidad de El Gordo, logró sobrevivir en este campo y estuvo en él hasta la liberación. Esta es la historia que cuenta el documental del villanovense Diego González, “5015. Historia de una fuga de Mauthausen”, un campo en el que a los prisioneros que llegaban les decía que entraban por una puerta y saldrían por la chimenea.

Este documental, que tiene una duración de 30 minutos, se presentará el próximo viernes 16, a las 20.30 horas en el cine-teatro Las Vegas. Este trabajo, explica la concejal de Cultura Consuelo León, relata la historia de este extremeño que en 1940 estaba en este campo de concentración; junto a otros cuatro extremeños que murieron. Ideó un plan de fuga y es lo que se refleja en este trabajo de González. Se cuenta su plan, su fuga y su captura a 350 kilómetros de la frontera con Austria; además de contar que sobrevivió, aunque no pudo regresar nunca a España.

Diego González explica que fue en 2016 cuando tuvo conocimiento de esta historia, de la que se hablaba brevemente en un libro publicado en 1978. A partir de ahí, comenzaron a investigar en todo lo relativo la o que sucedió. El trabajo de documentación llevó meses y después se rodó el documental, que tiene parte de imágenes reales grabadas en el propio campo de concentración que han sido cedidas en su integridad, además de contar con imágenes animadas.

GIF FERIA OPORTUNIDADES999x119oport 65d2d

 

El documental que se presenta este viernes 16, ya se está proyectando en varios festivales con bastante éxito. Además, ha obtenido el premio en el Festival Internacional de Cine Memoria Democrática de Madrid. Esta historia, explica su director, refleja cómo este extremeño tuvo la necesidad de escapar para contar al mundo lo que allí ocurría. Tramó la fuga, junto a un catalán y un andaluz, y consiguieron en abril de 1942 escapar; corriendo dispar suerte cada uno de ellos. Al final, sí se ha conseguido contar lo que allí ocurrió, y es que hay muy poca información de lo que les pasó a los españoles allí. De hecho, añade González, “hay muchas personas que desconocen que su familiar estuvo en un campo de concentración, pensaron que los asesinaron durante la Guerra Civil”.

Diego González señala que esta historia para todos los que forman parte del documental, aún no está terminada. Agustín Santos una vez liberado el campo, no pudo volver a España; se compró una casa en la frontera y desde allí podía ver España. Agustín “se casó con una francesa y tuvo dos hijos. Uno de ellos falleció, y el otro aún seguimos intentando localizarlo, por eso para nosotros no está terminado”, subraya González.